El juez tiene 61 años y era uno de los principales candidatos a ocupar una de las dos vacantes de la Corte correntina. Su expediente fue remitido ayer. El magistrado es esposo de la senadora radical Alejandra Seward, un dato importante  que la oposición observaría. La audicencia será en dos semanas. 

 

 

Era uno de los candidatos que estuvo en la gatera desde 2009, tras el fallecimiento del entonces presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Eduardo Farizano. Y finalmente le llegó el turno: el juez Eduardo Panseri es el elegido del gobernador Ricardo Colombi para ocupar una de las dos vacantes en la Corte correntina. Su pliego fue remitido ayer al Senado y se estableció que la audiencia pública será el jueves 23.

 

El Gobierno reveló el misterio y cumplió con lo anunciado días atrás. Remitió en el mediodía de ayer el pliego de Panseri para ocupar una de las dos vacantes del STJ. 

 

El pedido fue tratado sobre tablas porque no formaba parte del orden del día. La senadora radical Graciela Rodríguez fue quién propuso su incorporación y tratamiento. El cuerpo decidió convocar a audiencia pública, para analizar su expediente, el jueves 23 a las 11.

 

Quienes quieren participar y realizar objeciones a la posible designación del juez deberán inscribirse en el Senado para participar.

Panseri es juez  de la Cámara Criminal Nº 2  y desde hace un tiempo era uno de los candidatos más potables a ocupar un sillón en la Corte.

 

El magistrado tiene 61 años y ostenta varios pergaminos para ocupar el cargo. Pero los sectores políticos pondrán la lupa en que su esposa es una senadora del radicalismo: Alejandra Seward. Las especulaciones sobre alguna afinidad política con el oficialismo son moneda corriente. 

 

De avalarse su pliego, cubriría uno de los dos cargos vacantes: el del ex presidente Carlos Rubín que renunció en agosto de 2013 y el de Juan Carlos Codello que dimitió hace unas semanas con deteriorado estado de salud. Ambos decidieron jubilarse.

Panseri es ex juez de instrucción, profesor universitario e integrante del Jurado de Enjuiciamiento.

El magistrado ya estuvo en la consideración del Gobernador hasta que por razones de oportunidad política, éste se decidió por Alejandro Chaín en 2011. En aquella oportunidad el tribunal estuvo vacante por dos años, desde 2009.

El juez es critico del Poder Judicial y tiempo atrás consideró que los jueces debían ser “veteranos judiciales, por la sapiencia técnica adquirida”.

 

 “A un veterano que ya está de vuelta no lo asusta un llamado telefónico", había dicho en una entrevista.

 La Corte correntina funciona con tres miembros desde principios de mes, cuando se hizo efectiva la renuncia de Juan Carlos Codello. Antes, en agosto de 2013, había dimitido el entonces presidente del STJ, Carlos Rubín.

 

En 2009 tras el fallecimiento de Eduardo Farizano, el Superior Tribunal estuvo 2 años sin su conformación plena, ya que esa vacante fue ocupada recién 2011 por Alejandro Chaín.