Alrededor de mil quinientas personas se congregaron en la Estancia San Antonio. Hubo acrobacias, paracaidismo, y muestra de aeromodelismo. De este acontecimiento, que continúa hoy, participan aeronaves de distintas provincias. El Vicario General celebraba misa en la parroquia.

 

 

Para rendir honores a Nuestra Señora de Loreto, patrona de la aviación argentina, decenas de pilotos de distintas provincias surcan el cielo del pueblo bautizado con el nombre de esta advocación. En la Estancia San Antonio, a unos 6 kilómetros del ejido urbano, unas 1.500 personas presenciaron este acontecimiento, que une la fe con la pasión y destrezas de quienes conducen estas aeronaves, por placer o trabajo. Hubo acrobacias y paracaidismo; y muestras de aeromodelismo. Al cierre de esta edición, se celebrará la santa misa en el antiguo templo parroquial.

Esta es la segunda edición de esta peculiar peregrinación, que tiene a la Virgen como convocante. La iniciativa, surgió por inquietud de un grupo de personas, Cristian Salinas (Coordinador General), Rodolfo Ravina (Coordinador de Actividades Aeronáuticas) y Alejandra Vicentín (Coordinadora de Prensa y Difusión), quienes cuentan con el apoyo del Arzobispado de Corrientes, el Gobierno de la Provincia, la Municipalidad de Loreto; la Federación Argentina de Aeroclubes y la Fuerza Aérea Argentina.

Desde la Estancia, el jefe de la Comisaría de Loreto, Jorge Solís, confirmaba ayer a El Litoral, que, con un día agradable, con cielo claro y soleado, ideal para volar, decenas de aeronaves ofrecían a las casi 1.500 personas que se congregaron en el predio, una espectáculo extraordinario.

“Son decenas de aeronaves que están realizando durante la jornada acrobacias aéreas. Han llegado pilotos de Santa Fe, Posadas, Chaco, Formosa y Corrientes, entre otros lugares”, dijo Solís.

Al hacer referencia a la peregrinación aérea, el Arzobispo de Corrientes había expresado que es una forma más, de expresar la profunda devoción mariana del pueblo de Corrientes, que en este caso, se extiende a otros lugares del país, ya que participan pilotos de otras provincias.

Esta peregrinación, surge como una forma de honrar a la Virgen de Loreto, que es la patrona de la aviación. Por ello, decenas de pilotos arribaron durante toda la jornada de ayer a la estancia, y se espera la presencia de otras más en el día de hoy.

Para acompañar la jornada, se dispusieron en el predio del aeródromo, muestras vinculadas a la aviación; y se hacen exhibiciones de paracaidismo y parapente. Además, el público tiene oportunidad de subirse a las aeronaves y sobrevolar la localidad y sus alrededores. 

Al cierre de esta edición, el marco religioso de esta peregrinación se vivía con la celebración eucarística que presidía el padre José Billordo, vicario general de la Arquidiócesis en la parroquia.

Los pilotos y delegaciones de los distintos aeroclubes, compartían una cena de camaradería en el Complejo Deportivo, ofrecida por la comuna local.