El gobernador estará mañana con el presidente en Puerto Iguazú, en el marco de la Mesa de Competitividad de la Cadena Forestoindustrial. Insistirá en la baja del costo energético para Corrientes. El viernes, el jefe de Estado estará en Chaco.

 

Seguir Leyendo
La reunión entre el gobernador Gustavo Valdés y el presidente Mauricio Macri, en Puerto Iguazú mañana, tendrá una marcada línea en relación con la cuestión energética, ya que representa una arista fundamental en el proceso que pretende encarar el mandatario provincial para industrializar la provincia.No obstante, también habrá otros temas que el gobernador considera de vital importancia para cumplir con los objetivos que se planteó para este período que encara Corrientes, el cual busca tras el desarrollo sostenido y el crecimiento productivo a partir de la modernización de las estructuras del Estado y la tecnologización de las actividades relacionadas a la producción. En este marco es considera de vital importancia la cuestión energética, materia con la que viene insistiendo Valdés y con la cual ha encontrado una suerte de reticencia en el ministro de Energía, Juan José Aranguren.Por ello, la propuesta para bajar los costos de la energía en Corrientes en pos de hacerla atractiva para los capitales que quieran invertir en la industrialización de la producción correntina será quizá la más importante que lleve al encuentro con Macri.El presidente tiene previsto viajar esta semana a la provincia de Misiones, donde se reunirá mañana jueves 5 con la Mesa de Competitividad de la Cadena Forestoindustrial del país. Participarán gobernadores del NEA y funcionarios de primera línea del gabinete nacional. Al día siguiente encabezaría, en Resistencia, Chaco, un evento del Plan Belgrano.Por ello, en la jornada de hoy Valdés reunirá a su gabinete con el fin de afinar los aspectos que se plantearán en ambas oportunidades, donde podrá entrevistarse con el primer mandatario nacional. El anfitrión del encuentro forestoindustrial será el misionero Hugo Passalacqua, pero también se contará con la presencia del gobernador de Chaco, Domingo Peppo, y el correntino Gustavo Valdés, a quien Macri recibió en la Casa Rosada hace un mes para definir el desarrollo costero de esa provincia. Valdés tiene un fluido trato con el presidente; no obstante las negociaciones con el ministro Aranguren no prosperaron como pretendía el gobernador de la primera provincia aliada a la coalición Cambiemos.El canje de la deuda de la Nación por regalías de Yacyretá por energía será uno de los planteos que realizará el ituzaingueño, tema sobre el que conoce en profundidad ya que durante su mandato como diputado nacional fue uno sobre los que le insistió tanto en el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner como también en los dos primeros de Macri.“Tenemos que retomar el diálogo con Macri respecto a nuestros puntos de vista. Si no tenemos reconocimiento a lo que reclamamos es imposible avanzar”, sentenció Valdés, quien además explicó que volverán a insistir sobre la necesidad de recortar las tarifas energéticas, teniendo en cuenta que se trata de una provincia productora de electricidad a través de Yacyretá.En la agenda oficial de la visita presidencial a Iguazú, en principio, está prevista la visita a una industria de la zona del Alto Paraná. Luego, se va a conformar la cuarta reunión de la Mesa de Competitividad de la Cadena Forestoindustrial, que concentraría a los representantes del sector privado de todo el país, y sería encabezada por el presidente de la Nación.También formará parte del encuentro el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, a quien Macri le reclamó que adhiera a la ley de ART “para terminar con la mafia de los juicios laborales” en una visita fugaz a esa provincia del norte, después de dos años.