Con el default de fondo, el Gobernador consideró que el escenario nacional podría agravarse en el segundo semestre, pero destacó las fortalezas de Corrientes. Ratificó que en agosto se girarán más recursos a las comunas y explicó que la decisión de orientar la inversión a obras es para evitar que vaya a gastos corrientes.

 

 

El mandatario provincial Ricardo Colombi se refirió ayer una vez más a la realidad económica que afronta por estos días la Argentina, y aseguró que no afectará a Corrientes. Explicó también que la decisión de orientar el punto de extra de coparticipación a obras busca garantizar que no sea destinado a los gastos corrientes de las comunas.

En relación a la posibilidad de que el país caiga en default, sostuvo que en ese caso la situación será compleja pero que Corrientes tiene la fortaleza para afrontarla.

“Tenemos mucha fortaleza, algunas prioridades, y creo que esa es una de las mayores fortalezas: que no tenemos deudas, fundamentalmente en monedas extranjeras y fundamentalmente en dólares”, remarcó, y de la misma manera reconoció que podría afectar a la producción y señaló como posible que el sector sufra restricciones de la exportación. 

Vaticinó además que en el segundo semestre es altamente probable que este escenario económico empeore.

De igual manera ratificó la decisión de aumentar el índice de coparticipación a las comunas desde agosto y recalcó que “en estos momentos y dada la situación en la que estamos, este recurso adicional debe estar destinados a obras públicas”. 

Agregó en este sentido que “debe tener una orientación este aumento de la coparticipación, sino indudablemente los municipios van a seguir afectando a gastos corrientes y por supuesto no va a haber plata ni recursos que puedan solventar ese gasto”, evaluó.