Ratifico los adjetivos porque se sigue defendiendo una decisión errónea”, afirma el Dr Carlos Vignolo en una Carta que firma como Vecino de la ciudad dirigida al intendente Fabian Ríos sobre el pase a planta de sus funcionarios.Conozca el texto completo.

 

Seguir Leyendo
Corrientes, 16 de junio de 2017.

 

 

Señor Intendente 

Municipalidad de la Ciudad de Corrientes

Ing. FABIÁN RIOS

SU DESPACHO.

De mi consideración:

Comienzo esta misiva poniendo en relieve la consideración y respeto por su trayectoria política y el esfuerzo realizado en la gestión municipal.

 

Evidentemente, las adjetivaciones realizadas en relación al pase de Planta Permanente a funcionarios políticos de su gestión han logrado un efecto totalmente inverso al deseado, consolidando una defensa cristalizada de una decisión que a todas luces cuenta con el rechazo de la enorme mayoría de la familia municipal y vecinos de nuestra ciudad. 

Me identifico con el ideal de dignidad y bienestar del trabajador municipal y sé lo importante que es el goce de la estabilidad laboral para el agente y su núcleo familiar, y reconozco el empeño que ha puesto en su gestión. Comparto la preocupación por alejar definitivamente de la precariedad al trabajador, siempre en un marco de legalidad, respeto a la equidad, igualdad de condiciones e idoneidad. 

No obstante esas coincidencias, debo expresarle mi total desacuerdo sobre la Resolución Nº 1.227 del 02 de junio de 2017, en la que expresa su voluntad de designar en la planta permanente de la Municipalidad de la Ciudad de Corrientes a un grupo de funcionarios, que se desempeñan como personal de gabinete, subsecretarios o secretarios, justificando su decisión en una resolución del año 2014 que establece que el personal contratado con tres años de antigüedad puede pasar automáticamente a planta permanente. 

En este sentido, Pedro Lugo, Secretario de Recursos Humanos de la Municipalidad, manifestó públicamente que “quienes pasaron a planta permanente tienen un contrato en planta no permanente, con reserva sin goce de haberes por cargo de mayor jerarquía y en función de eso opera la automaticidad”.

De acuerdo con la normativa municipal vigente, el agente de planta no permanente se vincula con la Administración a través de un contrato para la realización de obras o prestación de servicios de manera directa y personal, y no goza de estabilidad. Está claro que todo contratado debe prestar servicios de manera personal y directa, lo que precisamente justifica su contratación. Debe hacerlo de manera regular y efectiva, es decir sin interrupciones. Cumplidos tres años o más de prestación efectiva de servicios el agente puede pasar a revestir en planta permanente.

Ahora bien, sin desconocer los esfuerzos hechos, disiento respecto de su interpretación acerca de que un contratado puede ser designado temporariamente para cubrir un cargo superior en el escalafón o como personal de gabinete, subsecretario o secretario y en tanto dure esa designación puede hacer uso de una licencia sin goce de haberes y reservar su relación contractual.

Le expreso mi diferencia razonando de esta manera: El contratado lo es para prestar servicios de manera personal, directa, efectiva y regular. Un cargo de mayor jerarquía no puede cubrir porque no reviste en el escalafón. Ahora, si es designado para ocupar un cargo como funcionario de gabinete y desempeñar las funciones correspondientes, significa que ha dejado de prestar efectivamente los servicios personales y directos determinados en su contrato, por lo tanto el vínculo contractual ha concluido al momento de tomar posesión del nuevo cargo. No corresponde, entonces, computarle antigüedad como contratado.

Finalmente, estimo que la decisión que ha tomado, de visible connotación política, podría tener consecuencias que usted no desea para los mismos funcionarios que pretende beneficiar, cuya honorabilidad e idoneidad no discuto, porque se afectaría innecesariamente el prestigio que supieron conseguir. 

Deseo sinceramente deje sin efecto la medida adoptada en la convicción que la misma no cumple los valores compartidos y destacados en su carta pública. Además de no tener validez legal, no sigue pautas de la necesaria ejemplaridad que desde la política debería transmitirse desde los cargos de conducción. Espero de Usted que retome el camino invocado en la Resolución Municipal del Año 2014, en el tramo final de una administración que el pueblo de nuestra ciudad recordará con afecto. 

Me despido de usted con cordialidad y respeto.

 

 

CARLOS JOSÉ VIGNOLO Vecino de la Ciudad