Gustavo Cordera no estará en el Taragüí Roc k. Lo confirmó ayer el presidente del Instituto de Cultura de Corrientes, Gabriel Romero, tras conocerse a través de las redes sociales una serie de declaraciones sexistas que hizo el artista. “Repudiamos los dichos porque no tienen nada que ver con el espíritu del Taragüí Rock”, dijo y aclaró que tras este episodio la misma productora bajó el espectáculo. Hoy podrían dar a conocer el nombre de quien lo reemplazará.

 

Seguir Leyendo
El Taragüí Rock se realizará el 9, 10 y 11 de septiembre en el Anfiteatro Cocomarola y Cordera era uno de los números fuertes de la noche de cierre. Pero en las últimas horas un alumno de periodismo de  la Escuela TEA Arte difundió una afirmación que generó el inmediato repudio social. 

“Hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo porque son histéricas y sienten culpa”, fue una de las muchas frases de elevado tono sexista que pronunció el artista luego de una pregunta formulada por una alumna sobre las denuncias que tiempo atrás se produjeron en el mundo del rock contra Cristian Aldana, Ciro y otros roqueros.

El titular del Instituto de Cultura de Corrientes, Gabriel Romero, dijo ayer en declaraciones que está indignado por lo sucedido. “Repudiamos los dichos, no tienen nada que ver con el espíritu del Taragüí Rock ni del Gobierno de la Provincia”, expresó.

Explicó entonces que “la misma productora de Cordera llamó para avisar que bajaban al artista del Taragüí y también lo bajaron de otros recitales como el de Córdoba”. Además la FM Rock N’ Pop manifestó que iba a dejar de pasar sus temas en la radio. 

Cordera trató de defenderse y dijo: “Fui llevado por la gente de Ni una menos, de la que formo parte hace un montón de tiempo, como también adhiero a Las Abuelas de Plaza de Mayo. Pero ese día la consigna que yo tenía era provocar enfrentamiento, disenso, una cosa parecida al psicodrama, ponerse de espejo. Y bueno, se tocaron muchas temáticas y en todas las temáticas traté de buscar la provocación. Sacaron las cosas de contexto, no contaron el propósito de ese encuentro y quedé expuesto. Yo leo esa aberración descontextualizada y es horrible. Siento vergüenza; me siento un pelotudo, y una vez más, me mandé una cagada”. 

Pero los dichos fueron desmentidos por la organización que lo había invitado y por los alumnos que participaron de la conferencia. Desde el Inadi también anticiparon que tomarán cartas en el asunto.