Hablan de reparación histórica los que le pusieron palos en la rueda a Corrientes durante 4 años”. Así se despachó, el gobernador Ricardo Colombi. “La actitud que hay que aborrecer y rechazar es cuando se quiere lograr el voto jugando con la dignidad de los correntinos”, sostuvo además el primer mandatario, que reflexionó luego del acto que el martes y en la sede de Luz y Fuerza montó el Frente para la Victoria para presentar en Corrientes su fórmula presidencial.

 

 

La cosa no le cayó demasiado bien a Colombi, que salió con tapones de punta, aunque dentro del marco de la campaña.  

 

En declaraciones se refirió a cuestiones puntuales de la campaña electoral y cargó con dureza contra el acto político que encabezó Scioli en Corrientes. “Son balas de fogueo de campaña”, expresó al referirse al discurso del precandidato a presidente, y criticó algunas cuestiones relacionadas con el acto: “Si usa el helicóptero de la Policía Federal para venir a hacer campaña, hay que estar muy atentos. Además, el maltrato a los periodistas es inconcebible. Que no puedan acceder a una nota o a una foto es algo que no se puede dejar pasar”, dijo.

 

“No se puede jugar con la gente amenazándola con que se le va a sacar el plan si no los votás. Es lamentable”, sostuvo luego, y agregó que “las trabas que le pusieron a Corrientes fueron extraordinarias. ¿No será este un mensaje para cazar voluntades?”, se preguntó. 

 

Ya sobre la mentada “reparación histórica” anunciada en el acto peronista, Colombi dijo que “son buenos copiadores, porque nosotros esos proyectos ya los presentamos hace tiempo, porque la Mesopotamia, no sólo Corrientes, necesita una reparación histórica inmediata. Pero si es sólo una promesa de campaña eso deja mucho que desear. Decir por decir no es todo”. 

 

Con respecto a las “trabas” y a los anuncios consideró que “sería bueno que esto no sea sólo un mensaje para captar voluntades. La experiencia indica que eso ya pasó. Le puedo enumerar un montón de obras que quedaron en la nada. Inclusive una planta de desagües cloacales por más de 40 millones de pesos en la zona de Santa Catalina. Eso hubiera facilitado mucho el plan de viviendas que implementan. Eso se paró por mezquindades, porque había elecciones”, remarcó.