Como todos los años, para compartir con la Virgen Morena la fiesta por el aniversario de su Coronación Pontificia, miles de peregrinos de distintos rincones de la Provincia emprenderán al inicio de la próxima semana su manifestación de fe a pie, a caballo, en carros y vehículos. 

 

 

Los pobladores de San Luis del Palmar, de Mburucuyá, Itá Ibaté, Berón de Astrada, de Caá Catí, y de tantos otros lugares, emprenderán sus ya tradicionales y entrañables peregrinaciones a la Basílica.

 

Con el lema: “Por misericordia pedimos perdón, por misericordia perdonamos” miles de sanluiseños emprenderán sus 115 peregrinación a Itatí. A pie, a caballo, en carretas y vehículos, llevarán hasta la Casa de María sus pedidos y agradecimientos, y cumplirán así el centenario legado que se hereda de familia en familia.

 

Este domingo por la tarde se espera la llegada al pueblo de los fieles de Mburucuyá, que junto a su Patrono, San Antonio de Padua, desde hace años peregrina con los sanluiseños.

 

Partirán, luego de la bendición del párroco Epifanio Barrios, mañana  lunes a las 8. Tras hacer un largo recorrido, llegarán alrededor de las 17 en el paradero de los peregrinos, donde, a las 18, presidirá la Santa Misa el Vicario General, José Billordo.

 

Al amanecer del martes, emprenderán el último tramo del recorrido, para llegar, alrededor de las 16, a Itatí, donde serán recibidos en el acceso al pueblo por la imagen de la Virgen Morena. 

 

Emprenderán el regreso al pueblo el viernes 17, luego de una jornada de marcha, estarán en San Luis el sábado 18.

 

También peregrinarán hasta el Santuario, los pobladores de Itá Ibaté y Berón de Astrada. Partirán el martes 14, en las primeras horas del día.

Los itaibateños este año tienen como lema de esta XXI peregrinación “María ilumina nuestro peregrinar por la vida en unión y paz".

 

En tanto, los peregrinos de Berón de Astrada, caminaran con el lema: “Como San Antonio, devotos de ti María, vamos a tu casa”. 

Los peregrinos harán noche a poco kilómetros de Itatí, y retomaran el camino el miércoles muy temprano, para llegar hasta el pueblo de la Virgen, alrededor de las 16.