En un encuentro con militantes y dirigentes, Ernesto Sanz vaticinó un “superdomingo”  el próximo 5 de julio para el radicalismo. Así descontó el triunfo en Corrientes para el partido que gobierna la provincia, elogiando nuevamente su “vocación de poder”, y se animó a pronosticar igual resultado en Capital Federal, Córdoba y La Rioja que votan también ese día.

 

 

Secundado por el senador provincial y presidente del Comité Central de la UCR, Sergio Flinta; y los diputados nacionales Gustavo Valdés y Agustín Portela, el aspirante radical a presidir la Nación encabezó un acto partidario anoche en el club San Martín. “Vengo a Corrientes a darme un baño de radicalismo para seguir transitando el país”, comenzó diciendo Sanz.

 

“Aquí hay un radicalismo con vocación de poder y capacidad de gestión, en definitiva un radicalismo exitoso”. Luego se mostró optimista ante sus correligionarios locales al expresarles que “la UCR está de pié y está compitiendo en condiciones de ganar en muchas provincias del país”.

 

Tras este preludio, aseguró que “Corrientes va ser noticia nacional el próximo 5 de julio cuando elija a sus legisladores provinciales, porque el radicalismo va a demostrar por qué gobierna la provincia, pudiendo resistir el embate kirchnerista con todo el aparato nacional en contra”.