Especificó que este año se invertirá en sueldos 21 mil millones de pesos a diferencia de los 15.500 millones de 2016. Dijo también que los aumentos se distribuirán en los meses de marzo, mayo, julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre.

 

Seguir Leyendo
En su discurso ante la Asamblea Legislativa, el gobernador Ricardo Colombi confirmó que este año se realizará una inversión de 35 por ciento más en salarios, a comparación del año pasado. En etapas que se repartirán distintos sectores de la administración pública, anticipó aumentos en marzo, mayo, julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre.

El mandatario provincial, al hacer referencia a la situación económico-financiera, ratificó que durante marzo se va a incrementar la masa salarial del empleo público, indicando que el Estado provincial ha sido solidario con el agente público y que lo seguirá siendo en la medida que se tengan los recursos de manera sustentable. Sosteniendo con certeza que se ha dejado atrás para siempre la incertidumbre laboral y salarial de los que prestan su servicio en el sector público.

Precisó que en marzo habrá un aumento salarial de entre 15 y 18 por ciento, destacando que “este año vamos a invertir 35% más en política salarial”, con lo cual aseguró que así “superamos la masa salarial en 21 mil millones de pesos” y consideró que “eso se da por utilizar con responsabilidad los fondos públicos”.

“La masa salarial de los empleados estatales en el año crecerá en el orden del 35 por ciento, lo que da, al sacar las cuentas, de 15 mil millones que gastamos en la actualidad a 21 mil millones que se afectará al final del ejercicio, el incremento para el sector será gradual, iniciándose en el mes de marzo con un 15 a un 18 por ciento, y luego se dará el resto gradualmente en mayo, junio y así sucesivamente hasta llegar al 35 por ciento, creo que muy por arriba de lo que se habla en otros sectores”.

Destacó al respecto que “esto se da porque hemos hecho un gran esfuerzo en todos estos años, de encontrarnos con una provincia inviable y con sueldos atrasados, a este presente en el que la responsabilidad fiscal es un logro palpable y visible, y que además genera previsibilidad, sustentabilidad y estabilidad”.