Desde las 22 de anoche los trabajadores de la empresa Textil  Tipooití  se llamaron al cese de actividades hasta tanto no haya una reapertura de las conversaciones por mejoras salariales. Los empleados del sector solicitan una mejora del 20 por ciento en junio (el cual ya fue otorgado), y adelantar una cuota del 10 por ciento, previsto para diciembre en paritarias nacionales. 

 

 

Los trabajadores piden se mantenga el diálogo de cara a una mejora salarial. Aseguran que desde la empresa se aplicó un aumento “unilateral”, reclaman ademas un pago no remunerativo de 1.500 pesos en cuatro cuotas o acercar posiciones respecto de estos montos. A nivel nacional, los textiles acordaron el pago de un no remunerativo de mil pesos en cuatro cuotas a abonarse en febrero, marzo, abril y mayo.

 

Sin mediar un acuerdo, el sindicato de los obreros textiles convocó a un paro. Es la primera medida de este tipo,  ya que anteriormente se realizaron ollas populares frente a la fábrica para visibilizar el reclamo.

“El problema es que la empresa no tiene voluntad de dialogar”, expresó el secretario general de los textiles, Raúl Esquivel. Allí se desempeñan aproximadamente 700 empleados.

 

El salario inicial ronda los 9 mil pesos y el promedio, los 11 mil pesos, según informaron desde el sindicato. Esto, de acuerdo con lo expresado por los trabajadores, sólo se asoma a los cálculos del valor de la canasta básica. Hasta el momento no hubo llamado a conciliación.