Finalmente y luego de casi dos años de hecho, la ex pareja de Elizabet Verón fue condenado a cadena perpetua por el crimen ocurrido en mayo de 2013.

 

 

Al hacer uso de sus últimas palabras antes de darse a conocer la sentencia, Sosa García se declaró inocente y pidió al Tribunal que "tome una decisión apartada de la presión social", mientras mujeres, amigos, familiares y organizaciones que combaten la violencia de género se manifestaban frente al Tribunal.

 

Tras la ronda de alegados que tuvo lugar en el Tribunal Oral Penal 1, Adrián Sosa García fue encontrado culpable por el femicidio de Elizabet Verón (31)  y lo penaron a cadena perpetua por el crimen ocurrido en mayo de 2013. Eli agonizó casi dos meses en el Hospital Escuela y murió producto de las gravísimas heridas que le provocó su ex pareja.