El día lunes personal de Infraestructura Escolar realizó un relevamiento y hoy estarían informando a los directivos los pasos a seguir. Los alumnos van a charlar hoy con los docentes y el día viernes los tutores tendrán una reunión con las autoridades donde ya comunicarían cómo seguir.

 

 

La destrucción que ocasionó el incendio del viernes pasado en el colegio secundario “Dr. Fernando Piragine Niveyro” llevó a que unos 500 alumnos estén sin clases. Hoy los directivos de la institución dialogarán con estudiantes, a quienes a su vez notificarán sobre una reunión con sus padres el próximo viernes; aún no conocen cómo continuarán enseñando pero estiman que por los graves daños que produjo el fuego serán trasladados a otro edificio en los próximos días. 

 

“Los docentes y alumnos están citados para el día miércoles a las 8 en la escuela. Vamos a entregar un comunicado a los chicos para que informen a sus tutores que el día viernes habrá una reunión informativa. Creemos que desde el Ministerio de Educación ya nos informarían cómo continuaremos las clases y sabríamos sí nos trasladaríamos donde será”, dijo a El Litoral la rectora de la institución Mónica Iturria. 

 

Respecto a los arreglos en el edificio, recordó que “el día lunes fueron a hacer un relevamiento desde el área de Infraestructura”. “Después que entreguen el informe sobre todo lo que se necesita, armarían un plan de trabajo y nos informarían los pasos a seguir; estamos sujetos a ellos, verán los trabajos que deben hacer de acuerdo a su presupuesto”, indicó.

 

En relación al primer paso que comunicó ayer el director de Infraestructura Escolar, Roberto Monzón,  “se va a resolver cuatro salones que en no más de 30 días estarían en condiciones de utilizarse; en los otros más afectados se necesitan más tiempo”, dijo que hasta el momento no se han comunicado con ella. 

 

“Hasta el día de hoy no se comunicaron sobre cómo iban a trabajar; hay cuatro salones de la primaria que están afectados. Esto fue el viernes sobre el fin de semana largo, también hay que comprender eso. Sí se hizo un relevamiento y mañana (por hoy) nos dirían que hacer. Todas las aulas tienen hollín, son 500 alumnos, por más que ellos tengan para sentarse toda la escuela está afectada. Dónde estaríamos la gente de secretaría, los profesores si se quemó todo. Creo que nos tendríamos que trasladar pero estamos sujetos a los que nos digan desde Educación”, sostuvo la docente. 

 

Esta semana los alumnos ya no tendrían clases, “el miércoles ya es un día perdido, el jueves informarían desde Educación cómo seguiríamos y el viernes los padres estarían siendo informados en la reunión de tutores”. “Sé que se están ocupando del tema en Educación, el ministro Orlando Macció escribió una carta muy linda donde se comprometió a arreglar el edificio”, expresó Iturria. 

 

“El traslado es casi seguro. Son 476 chicos en ambos turnos, estaban llenos diez salones a la mañana y ocho a la  tarde. Todos los cielorrasos están con hollín”, indicó la rectora. 

Por su parte, el titular de Infraestructura dijo a Radio Dos que “en la parte más afectada los arreglos tardarán entre tres y cuatro meses, hay que retirar, limpiar, realizar un trabajo de ingeniería para ponerlo en condiciones; los otros que fueron afectado por hollín, tardarán entre 15 y 30 días la reparación”. A su vez especificó que “en total son ocho aulas, con el humo y todo lo que se transmitió, también hay que reparar el sanitario para dejarlo en condiciones”.  

 

“En la Escuela Nº 666 fue afectada un aula en forma directa y en dos o tres más hay que ver cómo está la estructura del edificio”, agregó Monzón.