El avance epidémico del dengue, zika y chikunguña en los países vecinos imprime un panorama desalentador para la región y alguno. Es por ello que el sistema sanitario trabaja para evitar, en su mayor medida, la aparición de contagios y se renuevan las campañas preventivas para controlar la presencia del vector Aedes aegypti. En este contexto, algunos centros de salud de la ciudad comenzaron a disponer diversas tareas de contingencia de casos, con charlas preventivas abiertas a la comunidad. Uno de ellos es el Hospital Vidal  que se está preparando para una posible aparición de casos de dengue debido a que todo el personal está al tanto del exhaustivo control de febriles para la detección precoz de las diversas enfermedades infecto/ contagiosas.

Seguir Leyendo
El director del nosocomio, Horacio Sotelo, explicó a El Litoral: “Tenemos experiencias en el manejo de las epidemias, por eso debemos estar preparados para el avance de cualquier enfermedad. El dengue es una de ellas, mucho más nosotros que estamos cercanos a países como Brasil y Paraguay que son de riesgo”, señaló mientras explicaba que esperan lineamientos provinciales para conocer el rol que van a cumplir los centros de salud, dentro del anunciado plan de contingencia denominado “Programa Provincial de Control de Vectores”. 

“Contamos con el personal de salud entrenado por el servicio de Epidemiología, para llevar adelante un correcto circuito de atención”, subrayó Sotelo.

El Hospital Llano también se alista para un exhaustivo control de febriles e incluso el equipo de infectología realiza talleres de prevención. Sumado a esto, “desde hace dos semanas colocamos un televisor en la sala de espera por medio del cual reproducimos videos sobre las metodologías preventivas de diferentes enfermedades, entre ellas el dengue”, indicó la directora del Hospital Universsitario, Silvia Bonassies. 

Cuentan además con planillas de seguimiento de los febriles, los que son minuciosamente revisados por los especialistas en infectología. Pero hasta la fecha no hubo ni siquiera casos sospechosos. La directora del Llano dijo al respecto: “Tenemos las planillas más que nada por prevención, sabemos que en esta época del año sería muy difícil detectar casos, pero el infectólogo todos los días realiza revisiones”. 

Sobre esto además la subdirectora de Zoonosis, Claudia Benítez Sosa, explicó que ante cualquier síntoma similar al dengue, (sea fiebre alta, dolor detrás de los ojos o muscular, náuseas, vómitos o erupciones en la piel) “se debe acudir con urgencia al centro de salud más cercano y no automedicarse. La prevención la hacemos entre todos, aquellos que tienen pensado viajar a zonas endémicas deben usar repelente”, sintetizó la profesional.

El objetivo de las reiteradas recomendaciones es evitar que el número de infectados por dengue aumente nuevamente. Sobre todo porque no caben dudas de que este año Corrientes tuvo uno de los brotes más intensos de la historia, con 647 casos confirmados por el Ministerio de Salud. 

La llegada del invierno influyó directamente en la disminución de los infectados, pero nuevamente se acerca la primavera así que las tareas preventivas se retoman, con el objetivo de evitar que las cifras sigan en ascenso.