El arzobispo de Corrientes lideró la 31ª procesión de los trabajadores que van desde la Capital correntina hasta el santuario de San Cayetano. Luego, presidió la caminata y la misa central. Pero durante toda la jornada se multiplicaron las oraciones con pedidos y agradecimientos.

Seguir Leyendo
En San Cayetano hubo doble celebración: conmemoraron el día litúrgico del Santo del Pan y el Trabajo; y recibieron la 31ª peregrinación de los trabajadores. Hubo procesión, misas, almuerzo comunitario y un festival.

Las actividades conmemorativas en la comuna homónima se desarrollaron bajo el lema “Que San Cayetano nos provea las condiciones necesarias para vivir la misericordia”. Mientras en el Santuario se rezaba el rosario, un grupo de feligreses comenzó a congregarse en la ciudad de Corrientes, más precisamente en la rotonda de la Virgen de Itatí. Allí, el arzobispo, Andrés Stanovnik fue el encargado de dar la bendición a quienes, al igual que él, participaron de una nueva edición de la peregrinación de los trabajadores.

De esta tradicional caminata participaron dirigentes e integrantes de diferentes gremios, como así también funcionarios municipales, provinciales y nacionales. La mayoría arribó alrededor de las 10 a la localidad, donde también hicieron fila para poder tocar y elevar una breve plegaria al Santo. Luego, a las 10.30, una multitud participó de la procesión, de la posterior misa oficiada por Stanovnik y también de la entrega de pan bendecido.

Las actividades continuaron con un almuerzo comunitario, un festival y concluyeron con una misa que se realizaba al cierre de esta edición.