Al cierre de esta edición seguía lloviendo y ya registraban unos 240 milímetros. Diferentes sectores trabajan para ayudar a los afectados, inclusive policías y bomberos de Curuzú. Integrantes de 25 hogares aceptaron ser evacuados, otras 200 familias  se trasladaron a las casas de parientes. Todos recibían comida, ropa y calzados. Esperan que mañana mejore el clima.

 

 

Desde la noche del domingo y durante toda la jornada de ayer, se registraron lluvias en diferentes lugares de la provincia. En algunas comunas hubo anegamientos temporales pero en Sauce se registraron al menos unas 200 familias afectadas, de las cuales varias fueron evacuadas. Intensos trabajos de asistencia. 

 

Precisamente, en la citada localidad del Sur provincial antes del mediodía, comenzaron a movilizarse desde diferentes sectores de la comunidad preocupados por la gran cantidad de agua caída en la zona.  “Se desbordó el arroyo Sauce y eso provocó que ingrese agua en muchas viviendas, mientras que otras están rodeadas. Hasta esta tarde, la cantidad de familias que se registraron como evacuadas en el CIC eran cinco. Hay que tener en cuenta que otras se van a casas de parientes y también hay casos de pobladores que no quieren abandonar su hogar”, dijo el director de Defensa Civil de la Provincia, Eulogio Márquez. En este marco, anticipó que hoy estarían realizando un operativo conjunto con Desarrollo Humano para enviar asistencia: módulos alimentarios, frazadas y colchones.

 

Unidos 

 

En tanto, en Sauce, la intendenta Irma Obregón, integrantes de la Municipalidad, docentes, el párroco Pérez y pobladores en general que durante todo el día unificaron esfuerzos para trasladar a quienes estaban inundados, proveerles de comida, ropa y calzados.

 

“Inclusive a los policías y bomberos de Sauce, se sumaron también los de Curuzú Cuatiá”, destacaron desde la Comuna. Tras lo cual remarcaron que “es incesante el trabajo. Ya son 25 las familias evacuadas  200 las autoevacuadas”.

 

El polideportivo del Instituto Bernardino Rivadavia, la Escuela 656, la capilla Cruz de los Milagros, de la “Sagrada Familia” y hasta el comité de la UCR oficiaban anoche de centros de evacuados. “También se está trabajando en la Escuela N° 651 “Manuel Rafael Perfetto” estuvieron brindando la merienda”, indicó el docente Ramón Meza, quien destacó que “todos sin distinciones políticas están trabajando porque estamos pasando un muy mal momento”.

 

Apoyo

 

Pero no sólo los pobladores de Sauce estaban ayudando, a ellos también se sumaron los bomberos y policías de Curuzú Cuatiá. “Ahora está yendo una segunda tanda para relevar a los que fueron al mediodía. Estaban sacando personas con lanchas de la zona rural”, precisaron desde el cuartel curuzucuateño.

 

“Sólo rogamos que pare de llover”, concluyeron desde Sauce.