Aida Ayala está confiada. Pero elige mostrarse cauta y plural. Metida de lleno en la campaña para ser gobernadora de Chaco -acortada sensiblemente por la decisión del vicegobernador en ejercicio del Ejecutivo, Juan Carlos Bacileff, de adelantar las PASO locales a marzo próximo-, la intendenta de Resistencia defiende la búsqueda de acuerdos con Pro y el PJ disidente en su provincia y promueve un frente común entre UNEN y el macrismo a nivel nacional. "Tenemos que erradicar el modelo kirchnerista", aseguró.

 

 

Recostada en las encuestas que hoy la muestran al frente (Jorge Capitanich no puede ir por un nuevo mandato y el PJ no tiene candidato aún), exige un replanteo del reparto de recursos entre la Nación y las provincias como la clave para sacar a Chaco de la crisis estructural.

 

-¿Por qué cree que Bacileff adelantó las elecciones?

 

-No lo sé. Pero tendríamos que dejar de sorprendernos, porque ésa es la forma sistemática de actuar del modelo kirchnerista: resolver según su conveniencia.

 

-¿Cree que va a dar marcha atrás?

 

-El gobernador fue claro. Dijo que ni el Papa lo iba a hacer cambiar de opinión. El tema está en manos de la justicia electoral.

 

-¿Quién va a ser el candidato del PJ?

 

-No sé. Tienen dos o tres. Tampoco nos importa tanto. Queremos que la gente nos elija porque somos los mejores y no porque otro candidato es peor.

 

-¿Cuál es el índice de pobreza en Chaco?

 

-Según el Indec, no tenemos ni pobreza ni indigencia. Pero la pobreza es estructural. Chaco es una de la provincias más pobres. Un 20% de la población es pobre, que es la que no tiene trabajo. No tenemos índices ciertos porque están manejados por la provincia y por la Nación.

 

-¿Por qué quiere acordar con Macri y con Massa?

 

-Hoy ya no podemos hablar de izquierda y de derecha. Tenemos que hablar de los problemas de la gente. Tenemos que estar todos juntos en un frente para vencer a nuestros enemigos, que son el analfabetismo, la pobreza y este modelo de sometimiento.

 

-¿Juntarse es la única manera de ganarle al kirchnerismo?

 

-No sé si es la única manera. Pro no tiene una estructura consolidada en Chaco. Sí tenemos cosas en común con dirigentes de Pro y por eso estamos hablando. También hablamos con peronistas disidentes que no sé si son del Frente Renovador. Queremos sumarlos a todos para gobernar Chaco. Entendemos que todos tenemos el mismo objetivo, que es el pueblo y la apuesta por el desarrollo.

 

-En los últimos meses se reunió con Macri y con Massa. ¿Le pidieron apoyo para sus candidaturas?

 

-No. No hemos hablado en términos políticos. Hasta ahora todo fue en términos institucionales. Además, yo no soy conductora de la UCR. Las decisiones se toman en el partido.

 

-¿Apoyaría un acuerdo con Macri a nivel nacional?

 

-Nuestro deseo es que se unan Pro y UNEN, pero eso lo pensamos desde Chaco. Hay que respetar todos los territorios.

 

-¿Por qué sería positivo un frente común con Pro para las presidenciales?

 

-UNEN tiene muy buenos candidatos. Con eso, unido a la forma de trabajar que tienen en el gobierno de la ciudad, se puede armar un frente en nuestra provincia. Y ojalá también se logre un frente a nivel nacional. Porque lo más importante para nosotros, viendo desde acá, desde el Norte, es erradicar el modelo kirchnerista.

 

-¿Cómo ve que UNEN tenga cinco candidatos a presidente?

 

-Creo que no es lo más positivo. Hubiéramos querido definir ya la fórmula con un solo candidato y tener tiempo para instalarlo.

 

-¿Qué le produce que Capitanich haya dicho que en la Argentina la pobreza está «prácticamente erradicada»?

 

-Me duele porque creo que sólo vamos a superar los problemas si los reconocemos. Tenemos que hacer autocrítica también. Desde la oposición no sabemos llegar a todos los sectores y por eso es que no nos eligen.

 

-¿En qué falla la oposición?

 

-Seguramente nos falta más territorio, más contacto con la gente. En Buenos Aires es distinto. Pero en las provincias el territorio es fundamental. Hay que llegar a cada rincón. Tenemos que escuchar más a la gente.

 

-¿Cuáles son hoy las cuestiones más urgentes en Chaco?

 

-Necesitamos obras de infraestructura. Son claves para el desarrollo y para el empleo. No puede ser que la mitad de la población de Chaco hoy no tenga agua. Hay que federalizar los recursos porque el 70 por ciento de los recursos queda en la Nación y el 23 por ciento va a las provincias. Que no nos diga más la Nación en qué lugar de la provincia hacer una escuela o qué ruta tenemos que hacer.