El intendente Jorge Capitanich encabezó este miércoles la habilitación de la primera parada de colectivos accesible a personas no videntes y aseguró que se trata de un nuevo avance en materia de inclusión para Resistencia.

 

Seguir Leyendo
La garita, que fue diseñada por el Centro de Formación Laboral 41 y ejecutada por el municipio, funciona en la esquina de Pellegrini y calle 3.

“Para nosotros es muy importante poder avanzar en estas cuestiones; esta será la primera de una serie de paradas inclusivas que se replicarán en distintos puntos de la ciudad”, apreció Capitanich.

La garita está equipada con topes, elementos especiales, carteles en braille y sensores que indican la llegada de los colectivos.

Durante la jornada de este miércoles, el intendente estuvo acompañado por autoridades del Centro de No Videntes de Resistencia (Cenovi), entidad que se encargó de chequear la funcionalidad del equipamiento instalado.