Llegaron a sus bancas de la Cámara de Diputados con una ristra de promesas y el compromiso de ser dignos representantes del pueblo que los votó. Sin embargo, transcurridos ya siete meses de tarea parlamentaria desde la renovación de ambas cámaras del Congreso, 51 diputados nacionales, tanto oficialistas como de la oposición -el 20% de un cuerpo de 257 integrantes-, no presentaron hasta ahora ningún proyecto de ley.

Seguir Leyendo
Desde el recambio legislativo, 51 diputados del FPV, Cambiemos y UNA no propusieron leyes en el Congreso. En el listado aparecen los chaqueños Sandra Mendoza, Analía Rach Quiroga, Goicochea Horacio.

Así surge de un relevamiento de Congresoscopio que realizó La Nación, elaborado sobre datos oficiales que figuran en la página web de la Cámara baja. Al tope de la lista con cero proyectos de ley presentados aparece el diputado Máximo Kirchner, hijo de la ex presidenta Cristina Kirchner y cabeza de la lista de candidatos por Santa Cruz el año pasado. Kirchner no sólo no propuso ninguna ley hasta ahora; tampoco presentó proyecto de resolución o de declaración alguno, que son iniciativas de tipo declamativo y de redacción más sencilla que una ley.

Los ex ministros de Economía Axel Kicillof y de Planificación, Julio De Vido, hoy devenidos diputados del FPV, tampoco tienen proyectos de ley de su autoría. Sin embargo, a diferencia del hijo de la ex presidenta, presentaron media docena de resoluciones y declaraciones. Además, son activos participantes en los debates en las sesiones y en las comisiones, sobre todo Kicillof. En esto marcan también diferencia con el diputado Kirchner, de perfil más pasivo.

Pero las malas calificaciones no son exclusivas del FPV: 19 diputados del oficialismo, en su mayoría integrantes de Pro que asumieron en diciembre pasado, tampoco presentaron proyectos de ley. Entre ellos el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, quien a diferencia de antecesores suyos en el cargo, no firmó hasta ahora ninguna iniciativa, ni propia ni ajena.

Hay otros legisladores de Pro en similar situación, como la diputada Ana Laura Martínez, quien fue la revelación de Pro para competir por la intendencia de Rosario el año pasado. Perdió en manos del socialismo, por lo que su destino político pasó a ser la Cámara de Diputados. Como legisladora de Cambiemos, Martínez no presentó ningún proyecto propio. Tampoco uno de resolución ni de declaración. Un caso similar es el de Carlos Gastón Roma, quien pese a ser el apoderado de Pro en Tierra del Fuego con cierto perfil político, en la Cámara baja no propuso ninguna iniciativa.

El relevamiento que elaboró Congresoscopio detectó que de los 51 diputados que no elaboraron ningún proyecto de ley en estos últimos siete meses la mayoría -31 legisladores- asumió el 10 de diciembre pasado. Está visto que, pese al afán por acceder a una banca, las promesas de campaña tardan en traducirse en iniciativas propias.

Los restantes 20 son diputados con mandato desde 2013 que, si bien en estos últimos meses no propusieron leyes propias, sí lo hicieron durante sus dos primeros años de gestión. Es el caso de los kirchneristas Carlos Kunkel y Andrés "Cuervo" Larroque y de los oficialistas Eduardo Amadeo y Luciano Laspina, de labor parlamentaria activa y autores de varias iniciativas de ley entre 2014 y 2015.