El gobierno nacional reunirá este martes en la Casa Rosada a los representantes de todas las provincias para firmar el Acuerdo por el Fortalecimiento del Federalismo, con el que buscará pautas comunes en gasto, inversión y transparencia, además de abrir la puerta a la discusión por el Fondo del Conurbano a favor de la provincia de Buenos Aires.

 

Seguir Leyendo
En representación del Chaco estaráDomingo Peppo, quien señaló que la idea de los gobernadores es “que se discutan los fondos del conurbano porque no queremos que se afecten los recursos de las provincias”.

Asimismo adelantó que “estamos trabajando para encontrar un punto de equilibrio y de salida ante las dificultades que tenemos”, agregó. “No es el mejor que tenemos pero es el que logramos y es una salida para empezar a recibir recursos nacionales que antes no lo estábamos recibiendo”.

“Es un 3% que en sí mejora un poca la caja, pero a la situación de sueldos y cuenta corriente viene bastante condicionado. Estamos trabajando en ese sentido para encontrar una salida”, advirtió.

Según consta en el borrador final del Acuerdo al que publicó la agencia Télam, "las partes se comprometen a adoptar medidas que fueran necesarias para modificar los regímenes especiales de coparticipación que impliquen inequidades en la distribución de los recursos".

Allí, en el párrafo tercero de la cláusula 2, la Rosada intenta dejar asentado su voluntad de que las provincias puedan rediscutir el Fondo de Conurbano, según confirmaron fuentes que participaron de la confección del acuerdo.

"La distribución de los recursos entre la Nación y las provincias deberá respetar los lineamientos establecidos en la Constitución, procurando que la misma se realice en base a criterios objetivos de reparto, considerando las competencias, los servicios y las funciones que tengan a su cargo. Asimismo, dicha distribución deberá ser equitativa, solidaria y dando prioridad al logro de un grado equivalente de desarrollo, calidad de vida e igualdad de oportunidades en todo el territorio nacional", expresa la cláusula 2.

En la cláusula 1, el acuerdo expide a las partes a "adoptar las medidas que fueran necesarias a los fines de impulsar la convergencia al equilibrio fiscal en cada jurisdicción en el año 2019 y mejorar de manera progresiva la calidad de los servicios prestados por el Estado".

El texto confeccionado por Interior llama a un compromiso para "mejorar la efectividad del gasto público y de la inversión pública, alcanzando una provisión eficaz y eficiente de bienes y servicios, a fortalecer la autonomía fiscal mediante el aumento de la recaudación propia, a mejorar las estructuras tributarias a través de la reducción de los costos de los servicios a su cargo, y a respetar el principio de equidad horizontal y la progresividad de los tributos".

En sus considerandos, el gobierno recuerda el convenio suscripto el 18 de mayo pasado en el que se "se establece la devolución escalonada y progresiva a estas últimas del 15% de la coparticipación que se les retiene desde 1992, durante los años 2016, 2017, 2018, 2019 y 2020, a razón de 3 puntos porcentuales por año calendario".

Desde el oficialismo confirmaron que el ministro de Interior, Rogelio Frigerio –anfitrión de los gobernadores en el Salón de los Pueblos Originarios de la Rosada– suscribirá el pacto de devolución con todas las provincias que ya cuentan con el aval de sus respectivas Legislaturas locales.

Las excepciones son La Rioja y la Ciudad de Buenos Aires (firmarán pero ad referendum porque recién contarán con el aval en el transcurso de agosto) y Santa Cruz, quien no podrá firmar porque no suscribió el acuerdo en la reunión de Córdoba y eso impidió que esté incluida en el aval dado por el Congreso Nacional, aunque también se plegará al esquema.