La medida fue definida días atrás en una asamblea de delegados del Sindicato de Empleados Judiciales del Chaco (SEJCh), realizada con multitudinaria participación. La misma tuvo lugar en la sede de la delegación Chaco de la CGT, en la calle Güemes.

 

 

Según informó Graciela Aranda, secretaria general del gremio, en la asamblea se definió solicitar en forma urgente audiencia a los representantes de los tres poderes del Estado, de cara a la negociación salarial que debe comenzar de manera inminente.

 

Por ello se decretó el estado de alerta, movilización y asamblea permanente. La misma que contó con gran participación de delegados de toda la provincia, se realizó en las instalaciones de la CGT local.