Jorge Capitanich ratificó este jueves su intención de concretar una enmienda constitucional para limitar los mandatos, tanto de gobernador y vice, como de diputados provinciales, intendentes y concejales, y tras admitir que dentro del Partido Justicialista hay disidencias, adelantó que si la reforma no se da por el consenso político, impulsará un plebiscito para que sea la ciudadanía la que dé su opinión al respecto.

 

 

En declaraciones a la prensa, el gobernador señaló que la enmienda constitucional que propicia es uno de los temas que se trató en la reunión del miércoles por la noche, en la sede del PJ, de la que participaron el dirigentes del Consejo y el Congreso Provincial, y referentes de partidos aliados del Frente Chaco Merece Más.

 

Sobre la enmienda constitucional, Capitanich reconoció que la mayor resistencia interna está centrada en la imposibilidad de que aquellos que ya fueron ocuparon por dos períodos un cargo puedan postularse nuevamente para el mismo.

 

“El documento público emitido tres puntos esenciales”, precisó, y detalló: “Primero, un fuerte respaldo a la candidatura de (Daniel) Scioli y (Carlos) Zanini para la candidatura del 25 de octubre. Segundo, un sistema de pedido especial de consulta para aquellas administraciones del justicialismo o de alianzas que integran el frente Chaco Merece Más para que el proceso de transición sea ordenada y no se realicen pases a planta masivos como lo hemos sufrido nosotros en 2007 y lo estamos sufriendo en la municipalidad de Resistencia”.

 

“Y en tercer lugar, la disposición de mi parte, en el ejercicio de la presidencia del Partido Justicialista, y teniendo un horizonte de cambio en la conducción partidaria a partir de febrero generemos las condiciones para una participación abierta a los afiliados pero a su vez también inducir a una enmienda constitucional”, afirmó.