Las primarias de Santa Fe y Mendoza dejaron en segundo y hasta en tercer lugar al FPV. “Hay que hacer una análisis distinto con la provincia de Santa Fe y la de Mendoza”, aseguró Jorge Capitanich este lunes al ser consultado por los resultados de las PASO en ambas provincias.

 

 

Señaló que “en Mendoza se ha consolidado un polo opositor que une la diversidad ideológica en una candidatura precisamente que lograr emerger con cierto favoritismo, esto advirtiendo las previsiones en materia de elecciones Primarias”, dijo en declaraciones a La Radio.

 

No obstante, para el gobernador “hay que ver porque la verdad que Mendoza siempre es un caso muy particular”, apuntó y recordó “que nadie daba un peso por Sergio Jaque, y nadie daba un peso tampoco por Paco (Francisco) Pérez y los dos ganaron”. “O sea que hay que ver cómo se da el proceso hacia las elecciones generales”, acotó.

 

Por otra parte, respecto a Santa Fe, para Capitanich “hay otra lectura que hacer. Por un lado que la oposición tiene el 70% de los votos y dentro de esa oposición, acá lo que es necesario advertir es una clasificación inicial primero respecto a la selección de los candidatos para cada una de las coaliciones en disputa, y en segundo lugar hay que ver la competencia que se da dentro de lo que va a ser el Frente para la Victoria y el PRO respecto al tema de cómo consolidar ese voto opositor para ser la alternancia respecto al socialismo”, consideró.

 

“Hay una cuestión que hay que ver con el transcurso del tiempo”, agregó.

 

Recordó que en Santa Fe la meta que se había fijado con Omar Perotti y con Alejandro Ramos “era en Primarias acumular efectivamente el nivel de participación, hay que ver porque el sistema es complejo, de boleta única y hasta que cuentan todos los votos es una situación compleja y difícil de saber”, señaló y apuntó que “estaba rondando el 23%”.

 

Precisó que después hablará con Perotti “para ver cuál es la tendencia que él advierte”.