El servicio metropolitano de Resistencia fue intempestivamente suspendido hace un mes. El gobierno nacional vuelve a la carga con la idea de transferir los trenes regionales a las provincias para achicar el gasto de la SOFSE. SEFECHA se prepara para una eventual provincialización, pero advierte que no cuenta con los recursos necesarios.

 

Seguir Leyendo
El gobierno nacional vuelve a la carga con las presiones a las provincias para que éstas acepten la transferencia de servicios ferroviarios de carácter regional, afirma el sitio web enelsubte.com.

Se debe recordar, que el mes pasado, sin aviso previo, dejó de funcionar el tren metropolitano de Resistencia. La sorpresiva decisión causó enojo entre los usuarios y duros cuestionamientos de autoridades municipales y provinciales chaqueñas. El reclamó llegó, incluso, a la Cámara de Diputados, donde se presentó un proyecto solicitando la inmediata restitución de las prestaciones.

Recién quince días después Trenes Argentinos Operaciones (SOFSE) blanqueó la interrupción con la publicación de dos escuetas piezas gráficas en su página web, anunciando que “hasta nuevo aviso” estarán suspendidos los servicios Puerto Tirol – Puerto Vilelas (Metropolitano) y Resistencia – Cacuí. La SOFSE dejó trascender que la causa sería el “mal estado de las vías”.

Llamativamente, el año pasado el gobierno nacional descartó renovar la traza del ramal C3, sobre el que discurren los servicios regionales del Chaco, para privilegiar obras en ramales de carga.

No es la primera vez que la actual gestión interrumpe en forma intempestiva el servicio. El año pasado, mientras las autoridades nacionales presionaban a la provincia para que aceptase una transferencia de los trenes, el servicio metropolitano estuvo suspendido durante varios meses. La Nación se desentendió y cuando el tren volvió a correr el anuncio corrió por cuenta del gobierno local.