La protesta la realizaba un grupo de beneficiarios del sorteo del frustrado Proyecto Urbano Caraguatá, que reclamaba la renuncia del gobernador Domingo Peppo y del presidente del Instituto de Vivienda, Hugo Acevedo, perjudicando a miles de usuarios viales que necesitaban cruzar de un lado a otro del río Paraná.

 

Seguir Leyendo
Un mediador del gobierno charló con los manifestantes y les pidió que liberaran la circulación, pero ante la negativa, el grupo de Infantería de la Policía procedió al desalojo.

 

Usuarios expresaron su bronca en las redes sociales ante la medida tomada por los beneficiarios del sorteo.