La ministra de Salud Pública, Mariel Crespo, y su par de Nación, Jorge Lemus, firmaron el convenio para comenzar a implementar la Cobertura Universal de Salud (CUS) en el Chaco, con el objetivo de garantizar el acceso de todos los chaqueños a una atención sanitaria integral, gratuita y de calidad.

 

Seguir Leyendo
“Nos resultan muy satisfactorios los beneficios de la CUS, porque prevé que toda la población sin otra cobertura que la estatal tenga acceso a servicios de calidad, seguimiento y medicamentos esenciales gratuitos en todo el país”, detalló Crespo.

La firma del convenio específico, que se realizó en la sede del Ministerio de Salud de la Nación en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, permitió establecer las obligaciones para la implementación de la CUS entre ambas jurisdicciones, a fin de iniciar de inmediato el proceso de instrumentación local.

Cabe mencionar que Chaco es la octava provincia en adherir en lo que va del año, junto a Tucumán, Córdoba, Entre Ríos, Jujuy, Río Negro, Salta y San Juan.

 

QUÉ ES EL CUS

 

Crespo señaló que la CUS prevé la instalación de un sistema que permitirá la atención directa de los pacientes, la asignación de un carnet válido para todo el país, la creación de una histórica clínica digital y la entrega de medicamentos esenciales gratuitos; lo cual “resulta esencial para el Chaco donde hay más de 600 mil pacientes bajo atención estatal, muchos de ellos viviendo en zonas de difícil acceso”.

“Estamos hablando de que los sectores más vulnerables de nuestra comunidad pasarán a tener un seguimiento adecuado y una cobertura formal que incluirá promoción, prevención, curación, rehabilitación y cuidados paliativos”, aclaró la ministra.

La Cobertura Universal de Salud -que fue establecida como el eje principal de la política sanitaria nacional- busca brindar una cobertura integral a toda la población, especialmente a aquella que no tiene otra cobertura formal que la estatal. De esta manera, las personas que no cuentan con obra social ni prepaga, contarán con un carnet válido para todo el país, una histórica clínica digital y el acceso gratuito a los medicamentos esenciales.