El ministro de Gobierno, Juan José Bergia, se manifestó respecto al interés de la comunidad de colaborar con las familias inundadas, debido a las crecidas de los ríos Paraná y Paraguay. En este aspecto, priorizó la falta de agua para las personas e indicó que las donaciones se lleven a Defensa Civil o a los municipios para preservar la organización.

 

 

“Alentamos a la solidaridad de la gente y lo que pedimos es mantener la organización y la seguridad”, expresó Bergia, quien además pidió a la ciudadanía que no asista a los lugares inundados. “Por cuestión de seguridad les pedimos que no realicen las donaciones en las zonas afectadas por la crecida, sino que lleven directamente a Defensa Civil o a los municipios, que allí hay equipos especializados y dedicados a asistir a las familias damnificadas”, expresó.

 

De igual manera, manifestó que “lo que más necesita la gente es agua potable, así que valoramos más las donaciones de agua mineral antes que ropas”.

 

Por otro lado, Bergia hizo hincapié en la asistencia que lleva adelante el gobierno provincial a través de la Junta de Emergencia. “Desde el Estado garantizamos la atención a las familias damnificadas, desde las distintas áreas del gobierno trabajamos permanentemente para dar respuestas a las diferentes demandas. El aporte de la comunidad siempre es bueno y bienvenido, y lo que pedimos es respetar el orden de trabajo”, enfatizó.