El Ministerio de Salud Pública celebró el Día Mundial de Acción contra el Sida, que se conmemora cada 1º de diciembre, con un stand de promoción de la salud y prevención de esta enfermedad en la peatonal de Resistencia. Un equipo de agentes de la cartera sanitaria, junto a especialistas del Programa Provincial de Control de Enfermedades de Transmisión Sexual y VIH-Sida, tomó contacto directo con más de 600 transeúntes y entregó folletos informativos, preservativos y lubricantes.

 

 

“Estamos muy satisfechos con la cantidad de ciudadanos que se acercaron a nuestro stand para informarse o hacer consultas puntuales, porque necesitamos comprometernos como comunidad para hacer frente a esta enfermedad desde la doble función de prevenir el contagio y acceder a un estudio que permita una detección temprana”, remarcó la subsecretaria de Promoción y Prevención de la Salud, Graciela Usandizaga.

 

Según explicó, el principal objetivo de esta movida en la vía pública es convocar a los ciudadanos a ser participes activos en la prevención de esta enfermedad, incorporando estrategias de autocuidado y perdiendo el miedo a hacerse el testeo voluntario. Este estudio se realiza en Laboratorios de la red sanitaria provincial de forma gratuita y bajo absoluta confidencialidad y respeto a la persona que lo solicita.

 

El referente del Programa Provincial de Control de Enfermedades de Transmisión Sexual y VIH-Sida, Gustavo Amann, explicó que un “gran logro” provincial en la temática fue la reducción de la transmisión vertical de madre a hijo, que pasó de una tasa de 21 hijos cada 100 madres a 3 cada 100 en la actualidad. “Es un gran logro producto del trabajo mancomunado a través del Programa y los efectores que brindan atención primaria de la salud”, indicó.

 

Señaló, además, que Chaco progresó ampliamente en estos últimos 15 años gracias a la adopción de los esquemas del sistema sanitario nacional, lo que incluyó un plan de trabajo continuo e ininterrumpido. “Un ejemplo de este accionar permanente es que siempre tuvimos los reactivos del tratamiento, es más, en actualidad tenemos 700 pacientes en tratamiento cubiertos al 100 por ciento por el sistema sanitario”, comentó.

 

Un dato relevante es que en la Argentina se estima que viven alrededor de 126 mil personas con VIH, de las cuales el 70 por ciento conoce su diagnóstico positivo y el 30 por ciento restante lo desconoce. Por ello, según explicó el especialista, se está trabajando para lograr que aumente el testeo voluntario, con el objetivo de lograr que en 2020 el 90 por ciento de las personas con HIV hayan sido testeadas, ingresadas al sistema y puestas bajo tratamiento.

 

“Salud Pública tiene una red y, a través de los efectores, facilita la posibilidad de realizarse el test de HIV de forma gratuita y confidencial, a la vez que los casos positivos pueden iniciar el tratamiento de inmediato”, aseveró Amann, antes de informar que en la provincia se registran 100 casos nuevos por año, una cantidad que comparte con la media nacional.

 

“Hoy el HIV es un enfermedad crónica que, con el tratamiento oportuno, la persona puede llevar una buena calidad de vida”, concluyó.