El río Paraná superó este domingo el nivel de alerta en el hidrómetro del puerto de Barranqueras, y registró 6.04 metros, en medio de la llegada del fenómeno climático El Niño.

 

 

En tanto, la intendenta Alicia Azua confirmó que ya hay varias familias que viven sobre la costa del río que están autoevacuadas.

 

El hidrómetro marcó este fin de semana una altura de 6,04 metros con tendencia creciente, lo que alertó a todos, según dieron a conocer expertos de Prefectura Naval en el puerto de la localidad de Barranqueras. Esta localidad y el puerto del sudeste de la provincia de Chaco, ubicada sobre la costa del riacho Barranqueras –un brazo del río Paraná- dentro de una zona baja e inundable.

 

En tanto que, funcionarios de la Administración Provincial del Agua (APA) señalaron que el nivel del agua en la costa chaqueña podría llegar hasta los 6,20, lo que demandaría ya la evacuación de algunas zonas ribereñas.

 

El nivel del Paraná, uno los ríos más importantes de América del Sur que atraviesa la mitad sur del continente y forma parte de la extensa cuenca del Plata, crece entre 15 y 20 centímetros por día, según las mediciones informó NA.

 

Durante los últimos días se repetido en el sur de Brasil intensas lluvias con registros de entre 100 y 150 milímetros, por lo que los niveles de agua del Río Paraná subieron con fuerza al norte de la represa Itaipú. Esos niveles elevados en Itaipú (represa binacional de Brasil y Paraguay) no muestran ninguna tendencia a la baja y se reflejan en la escala de la localidad misionera de Puerto Iguazú, donde alcanzó los 23,80 metros.

 

Familias autoevacuadas en Barranqueras

 

La intendenta de la ciudad portuaria, Alicia Azula, confirmó que ya hay familias autoevacuadas, las cuales el sábado comenzaron a sacar sus pertenencias y se trasladaron a lugares más altos, de todos modos reconoció que todavía quedan numerosos habitantes ribereños que deciden esperar hasta último momento antes de dejar sus casas.

 

“En lo que respecta a la asistencia tenemos todo controlado, debido a que tenemos un esquema de trabajo de años que está perfectamente aceitado. Nuestra zona inundable es el camino al Club Náutico a la bajada de la toma de agua de Sameep. En este lugar habitan alrededor de 40 familias y que en casos de la crecida del Paraná se ven afectadas”.

 

Si bien el panorama que se avizora es de continuidad del ritmo creciente al menos por los próximos días, la intendenta dio gracias que no tengamos tantos episodios de tormentas y lluvias como se esperaban, que podría complicar mucho más las cosas para los pobladores costeros.